Posted by fernanda On September - 13 - 2011 0 Comment

Vienes 11 de Noviembre de 2005. – La Ombudsman de la CAO formalmente publicó su primer informe ayer luego de revisar la demanda y visitar las zonas donde se instalarían dos industrias de producción de pulpa de papel en el limite entre Argentina y Uruguay, y sostiene muchas de las preocupaciones originalmente presentadas por CEDHA y las casi 40,000 personas que firmaron la demanda en contra de las industrias en el mes de Septiembre.

El informe constata que los Estudios de Impacto Ambiental (EIAs) existentes “no abordan suficientemente las preocupaciones de las poblaciones potencialmente afectadas,” que no “ofrecen suficiente evidencia que las preocupaciones sobre los potenciales impactos sobre el turismo y agricultura han sido abordados” y que “hay poca evidencia presentada en las EIAs [que indique que] los afectados del lado Argentino hayan sido consultados”. La CAO considera que en virtud de la magnitud de los proyectos y de su localización la consulta y participación de los afectados del lado argentino es esencial.

Con respecto a las consecuencias de las enormes plantaciones de eucaliptus originadas por estos proyectos, el informe indica que los EIAs no han considerado “las consecuencias sociales y ambientales en los titulares de tierra y en equidad social”.

La CAO recomienda que debe haber mayor consulta y difusión y que estas deben permanecer separadas en el proceso, y que deben permitir “toda objeción formal antes de que estos proyectos sean considerados por el directorio del Banco”. Adicionalmente la CAO sugiere que el nuevo Estudio de Impacto Acumulativo (en sus siglas en inglés, CIS), que está siendo realizado en este instante, debe brindar respuestas sobre los costos sociales y económicos de la instalación de estas plantas, en una manera que sea creíble a los demandantes. Más aún, el CIS debe incorporar consulta pública en su diseño y en su implementación, además de asegurar la participación de expertos independientes en el proceso para promover la participación pública.

El informe es contundente con respecto a la necesidad de que la CFI realice esfuerzos adicionales para generar credibilidad y legitimitad en el proceso “Más hechos, sin esfuerzos para construir confianza y encarar cuestiones de integridad en el proceso, no serán de ayuda”. Entre ellos recomienda la revelación pública de los Tërminos de Referencia del CIS y una serie de acciones concretas con respecto a como debe conducirse el CIS.

Finalmente la CAO pide que la CFI ofrezca un mapa claro a los afectados sobre los impactos de estos proyectos, y contemple las obligaciones de ambos países ante tratados y acuerdos internacionales ambientales.

El informe cierra con el anuncio de la CAO que procederá a realizar una auditoria de cumplimiento de política, de la CFI y de MIGA, sobre cumplimiento de la obligación de informar, así también como sobre el respeto por las políticas de la CFI y de MIGA en este asunto.

Las papeleras ENCE (España) y BOTNIA (Finlandia) son dos de las más grandes papeleras del mundo, con una larga historia de contaminación, fuertes rechazos por parte de las comunidades vecinas a sus fábricas y severos problemas con la ley. Sin embargo, lograron convencer al gobierno Uruguayo que abra sus puertas para la inversión más grande de la historia del país: un proyecto de más de 1,800 millones de dólares. Las papeleras utilizarán tecnología de segunda categoría en la producción de la pulpa. Emplearan un proceso de alto contenido de cloro que combinado con los químicos propios de este tipo de producción, resultará en el descargue de monóxido de carbono, dióxido de azufre, y de dióxido de cloro que resultan en la introducción de dioxinas y halógenos orgánicos absorbibles, en el agua y la atmósfera. También se generará una acumulación preocupante de residuos de plomo, cadmio, cromo, y arsénico en el suelo y en las aguas de la zona. Todos estos elementos son causantes comprobados de una larga lista de enfermedades relacionadas con problemas de desorden genético, cáncer, respiratorios, y enfermedades cutáneas.

La Oficina de la Ombudsman (CAO) es un mecanismo de recurso independiente de la Corporación Financiera Internacional (CFI) y del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (OMGI) ambos del Grupo del Banco Mundial. La CAO informa directamente al Presidente del Banco Mundial, y su mandado consiste en asistir a abordar las quejas de comunidades afectados por proyectos, dentro de un marco justo, objetivo, y constructivo, y para mejorar los resultados sociales y económicos en donde CFI y MIGA juegan un papel importante.

Informe de la CAO en formato PDF (inglés).

 

Mas información

Para más información contactar a:

Daniel Taillant

Centro de Derechos Humanos y Ambiente (CEDHA)
00 54 351 425-6278; cel. 00 54 9 351 625-3290

Romina Picolotti

Centro de Derechos Humanos y Ambiente (CEDHA)
00 54 3541 494 162; cel. 00 54 9 351 625-3297