Posted by fernanda On September - 13 - 2011 0 Comment

Washington DC, 2 de Mayo, 2006 – Anoche la televisión argentina y uruguaya, así como la prensa escrita, anunciaron desde Washington (donde el presidente Uruguayo Tabaré Vásquez supuestamente negocia un acuerdo de libre comercio con los Estados Unidos) la decisión Uruguaya de salirse del bloque económico del MERCOSUR, firmado en 1985 por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay para promover el comercio regional, y degradarse a miembro observador – status mantenido por Bolivia, Chile y mas recientemente Venezuela-.

Varios miembros del gobierno uruguayo han aludido la posibilidad del retiro uruguayo del bloque durante las últimas semanas mientras las tensiones se acumulan por el conflicto bilateral por las plantas de celulosa. Sin embargo, el ministro de economía uruguayo, Danilo Astori, negó esta mañana la noticia sugiriendo que Uruguay no esta considerando salirse del bloque o incluso un acuerdo comercial con los Estados Unidos (fervientemente opuesto por los demás miembros del MERCOSUR). Muchos creen que Uruguay puede estar filtrando a propósito la información para presionar a Argentina que se abstenga de presentar su queja contra el Uruguay ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), por violación al Tratado del Rió Uruguay, debido a la instalación de dos plantas de celulosa de papel en la frontera Argentino-Uruguaya. Se espera que la presentación Argentina en la CIJ se lleve a cabo esta semana o a comienzos de la próxima.

La escalada del conflicto por las plantas (una de la finlandesa Botnia y otra de la Española Ence) en el Rió Uruguay, frontera natural entre Argentina y Uruguay, se ha magnificado por las declaraciones recientes de oficiales uruguayos. Estos alegan que el MERCOSUR no le esta proveyendo al Uruguay los beneficios esperados de la integración a causa de la dominación política y económica que ejercen los grandes Brasil y Argentina, cuyas economías representan el 50 y 12 veces la del Uruguay respectivamente.

En discusiones recientes con sus vecinos Brasil y Venezuela, Uruguay indicó que no quería que un futuro gasoducto transregional pase por Argentina, por miedo a que este país, en represalia a las indeseadas plantas de celulosa, pueda cortar las conexiones de gas a su vecino. Uruguay busca desesperadamente una resolución al riesgoso conflicto por lo que sería la mayor inversión extranjera directa del la historia del país. Las plantas de celulosa suman aproximadamente US$2 billones en inversión externa directa.

Botnia, la finlandesa con una mega planta en construcción, colapsó las negociaciones estatales bilaterales con su negación a parar la obras por noventa días, como había sido acordado por los dos presidentes, para poder resolver diferencias y planear futuros estudios de impacto ambiental. Debido a las quejas establecidas por partes interesadas al Banco Mundial y a uno de los principales bancos privados, ING Group, ya han desaparecido 500 millones para esta inversión y cerca de 1.2 están esperando la resolución del siempre creciente conflicto binacional.

Dos días atrás, más de 100.000 personas marcharon en una demostración pacífica contra las plantas de celulosa sobre el Puente que une Argentina y Uruguay adyacente al sitio de construcción de Botnia que permanente bloqueado en protesta y causa perdidas millonarias a la economía uruguaya. La presentación argentina en La Haya amenaza con dar un golpe de gracia la inversión extranjera y complicaría mas las relaciones regionales del MERCOSUR.

 

Mas información

Para más información contactar a:

Jorge Daniel Taillant
Center for Human Rights and Environment (CEDHA)
54 3541 494 162
cel. dentro de Argentina. 0351 156 25 3290
cel. Desde afuera de Argentina 54 9 351 625 3290
jdtaillant@cedha.org.ar