Posted by fernanda On September - 15 - 2011 0 Comment

De acuerdo a comentarios de expertos en la materia, se estima que las corrientes del Río Uruguay trasladarían hacia el norte las emisiones de ENCE y Botnia, las pasteras a instalarse en Fray Bentos, Uruguay, contaminando los Esteros de Farrapos e Islas del Río Uruguay, declarados sitio RAMSAR 1433, cuyo extremo sur se encuentra a no más de 10 Km. de distancia con el inicio de la zona productiva de ENCE (Botnia se encuentra a 4 Km. más). Los esteros forman parte de un área protegida de 6327 ha de superficie, en Río Negro, Uruguay. El gobierno uruguayo, como estado miembro del Convenio RAMSAR, tiene la obligación de protegerlos.

El Convenio de Ramsar, o Convención relativa a los Humedales de Importancia Internacional especialmente como Hábitats de Aves Acuáticas, fue firmado en la ciudad de Ramsar, Irán, el 2 de febrero de 1971 y entró en vigor en 1975. Cuenta con más de cien estados miembros en todo el mundo. Este acuerdo internacional en materia de medio ambiente se centra en un ecosistema específico: los humedales, y reconoce la importancia de estos como fundamentales en la conservación global y el uso sostenible de la biodiversidad.

Los expertos estiman que, de ocurrir fuertes vientos provenientes del Sur, el río Uruguay podría cambiar su curso y el reflujo podría arrastrar, río arriba del punto de descarga de las plantas, los efluentes de las pasteras, hasta aproximadamente la localidad de Paysandú, contaminando esta área protegida

Botnia y ENCE ya habían reconocido en su Análisis de Impacto Ambiental Acumulativo los posibles reflujos del río, pero no los consideraron como una circunstancia que sea causa de impactos ambientales negativos. [1].

Según informó Héctor Sejenovich a CEDHA, un ex funcionario uruguayo de la CARU (Comisión Binacional del Río Uruguay) había presentado oportunamente críticas a la instalación de las plantas considerando las posibilidades de contaminación del medio ambiente.

Recientemente, la facultad de Ciencias de Universidad Nacional de Uruguay, publicó un informe que confirmó el daño ambiental que causarían las emisiones de las mega pasteras de Botnia y ENCE. El estudio dice que, además, las emisiones contienen una serie de compuestos cuya estructura química es similar a hormonas sexuales de peces y han sido asociados a efectos sobre la reproducción por el medio de afectar el sistema endocrino. Por otro lado, hay que considerar que para abastecerse de madera, las pasteras requieren 300.000 hectáreas de plantaciones en un radio de 200 km alrededor las mismas. Sin embargo, en Uruguay ‘sólo se podría forestar un 44% de la superficie necesaria para abastecer a las plantas de celulosa’. [2]

[1] Cumulative Impact Study, Annex D, Water Quality Evaluation of Cumulative Impacts from Proposed Orion and CMB Pulp Mills, p2-1

[2] SÍNTESIS DE LOS EFECTOS AMBIENTALES DE LAS PLANTAS DE CELULOSA Y DEL MODELO FORESTAL EN URUGUAY Informe solicitado por el Consejo de la Facultad de Ciencias (Resolución Nº 78 del 13/03/06) al siguiente grupo de docentes: Daniel Panario, Nestor Mazzeo y Gabriela Eguren (Maestría en Ciencias Ambientales), Claudia Rodríguez y Alice Altesor (Depto. de Ecología), Ricardo Cayssials y Marcel Achkar (Departamento de Geografía).

 

Para más información contactar a:

Jorge Daniel Taillant
Center for Human Rights and Environment (CEDHA)
54 3541 494 162
cel. dentro de Argentina. 0351 156 25 3290
cel. Desde afuera de Argentina 54 9 351 625 3290
jdtaillant@cedha.org.ar