Posted by fernanda On September - 15 - 2011 0 Comment

Uruguay – 2 de Octubre de 2006 – La oposición contra las inversiones de las controvertidas pasteras cruzó la frontera esta semana con cortes de ruta locales en Uruguay contra una empresa química que abastecerá a Botnia y con huelgas de trabajadores de Botnia, que han parado la construcción mandando una señal a las autoridades de que los stakeholders uruguayos también tienen sus preocupaciones en los efectos negativos de Botnia.

El ambiente en Uruguay sobre las inversiones de Botnia y ENCE, la empresa española que recientemente decidió trasladar su emprendimiento de $700 millones por causa del conflicto entre Argentina y Uruguay, permanece favorable hasta ahora, o por lo menos neutral, a Botnia y ENCE, porque los ciudadanos reconocen el sacrificio del ambiental a cambio de supuestos beneficios para la comunidad. Los Uruguayos depositaron su confianza en la agencia ambiental DINAMA para garantizar los estándares ambientales, sin embargo están surgiendo muestras de descontento desde dentro del país, así como dudas sobre la habilidad de DINAMA para proteger a los residentes locales de los riesgos de la inversión. Sindicatos, gente de campo, la prensa y otros ciudadanos preocupados están adquiriendo confianza para manifestarse contra la opinión nacional que hasta ahora mostraba un sólido apoyo a la instalación de las fábricas, y al fin se están volviendo contra el proyecto.

La semana pasada, cientos de Uruguayos cortaron la ruta 21, la primera vez que una manifestación contra las pasteras sucedió en Uruguay en contra de la instalación de la planta química de ISUSA que abastecerá ácido sulfúrico para el emprendimiento de Botnia. Los manifestantes expresaron su preocupación sobre la incompatibilidad de la producción de ácido con la industria local de agricultura, no confían en DINAMA para proteger sus intereses, y están preocupados por perder el trabajo como resultado del daño ambiental y de la ubicación de la fábrica química en una zona de agricultura sensible. Recogieron más que 900 firmas contra la fábrica.

Un efecto del proceso blanqueador, que usa cloro y ácido sulfúrico, es la emisión a la atmósfera de compuestos sulfúricos, conocidos como la causa de lluvia ácida. El ácido producido por la fábrica, ubicada en el departamento de Soriano, se transportará hasta el sitio de Botnia que se encuentra en el departamento Río Negro.

Gran número de obreros de Botnia (más de la mitad de los 3500 que actualmente hay) han organizado sindicatos y realizan una huelga que continuará por tiempo indefinido, manifestando contra la importación de mas de mil trabajadoras de Europa que terminarán la obra, la que ya ha empleado 400 extranjeros. Está previsto que durante el mes de octubre, la CFI debería tomar una decisión con respecto al financiamiento del proyecto, lo que significa la aprobación (o no) para otras financieras que quieran dar prestamos necesarios para el proyecto. La empresa española ENCE, que ha parado la construcción desde fines de Marzo, esperó casi 6 meses por la decisión del Banco Mundial, pero decidió trasladarse del sitio controvertido justo antes de que tema llegara hasta la junta directiva, admitió que fue una idea loca ubicar dos industrias así en un solo sitio.

Para más información contactar a:

Jorge Daniel Taillant
Center for Human Rights and Environment (CEDHA)
54 3541 494 162
cel. dentro de Argentina. 0351 156 25 3290
cel. Desde afuera de Argentina 54 9 351 625 3290
jdtaillant@cedha.org.ar