Posted by fernanda On September - 15 - 2011 0 Comment

26 Octubre de 2006 – Córdoba, Argentina – Un informe legal publicado este mes por el Centro de Derechos Humanos y el Ambiente (Cedha) concluye que la Corporación Financiera Internacional (CFI) va a corromper sus obligaciones bajo sus propias Políticas de Operación y violar normas legales internacionales si su Junta Directiva aprueba los préstamos para las polémicas pasteras uruguayas. Las Políticas de Operación de la CFI están basadas en normas legales internacionales y están en concierto con la ley internacional. Por lo tanto, la Junta no puede aprobar los préstamos si existe litigación no resuelta en cortes internacionales y nacionales, incluyendo la Corte Internacional de Justicia (CIJ), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y las cortes uruguayas.

Para poder aprobar proyectos disputados en concursos de aguas internacionales, el informe dice, que la CFI tendrá que tener en cuenta la doctrina del ‘daño perceptible’, una doctrina basada en la teoría legal internacional que exige una evaluación de todos los intereses de los grupos en conflicto, quienes en este caso ya han estipulado en el tratado del Río Uruguay, resolver las disputas en la CIJ.

El informe destaca el hecho de que Paul Wolfowitz, el Presidente del Banco Mundial, ha declarado tres veces al gobierno uruguayo, argentino y a la Comisión de Comercio de la Unión Europea, que el Banco Mundial no financiará los proyecto si el conflicto entre Argentina y Uruguay continúa. Hace poco, en septiembre de este año, el gobierno argentino se comunicó con el gobierno uruguayo, con el pueblo argentino y con el Banco Mundial reiterando que Argentina no va a ceder. Además, el informe nota que la oposición de la mayoría de los residentes en la zona de impacto y la falta de licencia social están en contra de los nuevos Estándares de Ejecución que dependen mucho del impacto social.

Después del anuncio de que la empresa española, ENCE va a relocalizar la pastera de Fray Bentos en otro lado, persisten rumores que la decisión fue promulgada por información de adentro de la CFI, de que ya se había decidido no financiar las pasteras. La CFI no ha comentado oficialmente sobre el estado del proyecto de ENCE.

Independientemente de los resultados de los estudios de impacto ambiental hecho por la CFI, el Banco se arriesga a violar de normas legales internacionales si aprueba el financiamiento de las pasteras, ya que el conflicto todavía no está resuelto en las cortes nacionales o internacionales. Otros financiadores potenciales del proyecto de Botnia, incluyendo los estatales y quasi-estatales como: Finnvera, NIB y Nordea, quienes tienen obligaciones más fuertes bajo la ley internacional, deberían prestar especial atención a los aspectos técnicos del informe para no arriesgarse a violar normas legales, y no usurpar el rol de los tribunales internacionales, exacerbando el conflicto internacional entre Argentina y Uruguay.

 

Para más información:
Daniel Taillant jdtaillant@cedha.org.ar
o David Barnden david@cedha.org.ar